Eres…

Eres como Dios…
Con un supuesto gran poder…
Pero incapaz de responder a tus críticos…

Anuncios

Rosas Olimpicas

Los recuerdos ya se secaron…
aun mas que las rosas…
que los dioses…
dejaron de regar hace milenios…
Zeus es el único sin base para llorar…
no miren!
les grita a las ninfas que hoy lloran sin parar…
Zeus se voltea hacia ellas…
las mira…
las toma entre sus brazos…
las espinas disecadas…
le voltean la mirada…
no quieren mirarlo…
no quieren lastimarlo…
Derrama una lagrima sobre ellas…
reviven como cual flor…
se desgasta…
después de tantas caricias despreciables…

Que secas las rosas

En una mesa de mi bar favorito había un muchacho… tendido en una mesa… tal vez no lograba pasar los 16 años de edad… de una botella de ron bebía un sorbo…sollozaba diez minutos… bebía nuevamente… entre sus dientes escapaba unos susurros… cuando la gente se sentaba a su lado… los miraba… la gente se iba

– Eduardo cuanto tiempo lleva aquí? le pregunte al de la barra
– No tengo idea el guardia dijo que de anoche…
– Parece que la esta pasando mal…
– No se ni me interesa tampoco… mientras beba y pague todo bien con el cabrón

En eso el muchacho pego un grito:

– He! tu pedazo de mierda anda y tráeme una botella mas de licor como vas cabrón mal nacido!

– No es necesario que me trate así- respondió el camarero

– Que? Te molesta hijo de puta… apúrate antes que haga que te despidan… te apuras bastardo!- Tiro la botella vacía al suelo rompiéndola

– Levanta eso trozo de mierda

El camarero lo recogió… se puso rápidamente de pie… sentí sus sollozos al pasar a mi lado…

No comprendía por que ese muchacho actuaba de esa manera… mientras le traían su botella de licor… se acomodo… la cabeza en los brazos que reposaban en la mesa… nuevamente empezó a sollozar… vio que lo estaba viendo…

– Que miras bastardo!- me replico…

Me di media vuelta… guarde silencio…

Cuando apareció el camarero con la botella… el moceton se saco de su bolsillo un billete…

Anda y paga y el vuelto inviértelo en tu vida… no se… compra un pan… compra lo que quieras… o por ultimo lo inviertes en una cita con la prostituta que tienes de mujer…

Salio a la calle… en total silencio… yo le seguí… se encamino a una casa abandonada…

Cuando llego… se tapo con unas sabanas de lana que estaban perfectamente colocadas en un jergón… abrió la botella… prendió un cigarrillo… y empezó a llorar…

” Ya no tengo nada “- a que esperas hijo de puta llévame ahora! llévame cabrón!

Me marche lo deje solo con su tristeza…

Silueta

Dios!! – grito desde una esquina de la calle de Buenos Aires…
pareciera estar mirando una estrella…
cae de rodillas…
golpea el piso con la mano derecha cerrada…
trata de absorber todo como una esponja…
se ahoga con sus mismas lagrimas encarceladas en su garganta…
siente que le explotara…
le gustaría que el viento le tocara la espalda…
una forma de que alguien le tome atención… y por fin lo ayuden…
se pone de pie camina un poco se detiene en medio de la calle…
en la esquina observa como se alejan las personas que lo miran con cara de desprecio…
se encamina en dirección a la plaza de España en el camino se hace de una botella de vodka y unos cigarrillos…
cuando llega se sienta en el césped…
baja la cabeza…
le quita la tapa al envase…
le da un sorbo…
se recuesta…
mira el cielo…
siente que los ojos le duelen…
empiezan las estrellas a dibujar una silueta…
por fin una lagrima sale de sus ojos…

-eres tu?
-vienes por mi verdad?

la silueta le extiende una mano…
una ultima lagrima en esta vida amor…

Respiro

Respiro…
Aspiro el ardor del cigarrillo que desecho uno de mis clientes…
Me sentare…
Observare como se desangra el auto sin filtro de aceite…
Otra vez…
Me he quedado solo…
Tomando de a gotita como siempre…
La cerveza que dejaste hace un par de meses…
Drigius…
El perro me pide un poco…
Le muestro mis dientes…
No me doy cuenta…
Que el también te extraña…